P&T - Propiedad Intelectual

Sant Elies 21, 3º 1ª
08006 – Barcelona, Spain

Telf.: +34 93 238 46 92
Fax: +34 93 415 07 84

Nombre (*)

Email (*)

Asunto

Mensaje

Agencia Internacional de la Propiedad Industrial e Intelectual

P&T - Agencia Internacional de la Propiedad Industrial e Intelectual > Noticias > “BARCELONA” como marca colectiva protegida por el Ayuntamiento ante malos usos

“BARCELONA” como marca colectiva protegida por el Ayuntamiento ante malos usos

17 de julio de 2012 |

El reglamento limita la ordenación de la marca colectiva;“Barcelona” al “tráfico económico”. Sólo se podrá utilizar como “signo secundario o accesorio” en la presentación o la publicidad de productos o servicios distinguidos por medio de una marca registrada y vinculados al municipio o al área metropolitana. No podrá aplicarse en un sentido genérico para evitar así la apropiación por parte de alguna empresa de la exclusividad del nombre.

Lo que persigue esta regulación es preservar los“valores el prestigio y la buena reputación“de la marca, que no podrá aplicarse a aquellos productos y servicios que promuevan comportamientos de contenido xenófobo, racista, sexista u homófobo. Tampoco podrán usar la marca Barcelona los productos o servicios que tengan”un nivel de calidad manifiestamente bajo”o los que tengan como finalidad o efecto”el descrédito”de Barcelona o de sus ciudadanos. Asimismo, quedarán excluidos los que induzcan a confusión sobre el fabricante u ofrezcan información falsa o errónea sobre el origen geográfico, comercial o público.

Barcelona es la primera ciudad; que obtendrá el reconocimiento de su marca colectiva y que regulará su uso. El Ayuntamiento tiene intención de crear una agencia que podría encargarse de la gestión de este asunto, que irá acompañado de actuaciones de difusión y promoción de la marca Barcelona en el mundo, un objetivo en el que se quiere implicar al sector privado.

La aplicación de este reglamento otorgará al Ayuntamiento de Barcelona, la posibilidad de presentar oposición a quien haga un uso indebido del nombre de la ciudad, y la capacidad de conceder el permiso para utilizar la marca colectiva a quien considere que vaya a utilizarlo para incrementar el activo de una manera positiva en beneficio propio de la ciudad de Barcelona y de todos sus habitantes.