P&T - Propiedad Intelectual

Sant Elies 21, 3º 1ª
08006 – Barcelona, Spain

Telf.: +34 93 238 46 92
Fax: +34 93 415 07 84

Nombre (*)

Email (*)

Asunto

Mensaje

Agencia Internacional de la Propiedad Industrial e Intelectual

HIPOTECAR UNA MARCA

01 de marzo de 2013 |

Hipotecar la marca se ha convertido en una alternativa cada vez más utilizada por las empresas españolas para lograr financiación. A falta de inmuebles o activos físicos que ofrecer para respaldar un crédito, los intangibles se convierten en el aval perfecto para lograr el apoyo del banco.

El Código Civil permite vender una marca o un nombre, pero también ofrecerlo como garantía de un préstamo.

En principio, hipotecar una marca no es negativo, ya que puede suponer una inyección de capital importante en un momento decisivo para la compañía. Mientras que se cumpla con las obligaciones contraídas y se pague regularmente, no hay problema.

Sin embargo, al igual que ocurre cuando no se hace frente a las cargas de una vivienda hipotecada, el banco puede embargarla y vender ese activo al mejor postor para recuperar su inversión. Cuando se utiliza una marca como garantía, se debe registrar en la Oficina Española de Patentes y Marcas. Para valorar una marca se tiene en cuenta varios criterios, desde los resultados financieros hasta los atributos percibidos por los clientes y su fidelidad o la protección legal de la enseña.

El riesgo es alto, sobre todo si se utiliza esta opción cuando hay tensiones de tesorería o una mala evolución del negocio. Una compañía puede seguir operando aunque le embarguen su sede, ya que puede mudarse a otro ubicación. Sin embargo, mantener la actividad sin la propia identidad es imposible en la mayoría de los supuestos.