P&T - Propiedad Intelectual

Sant Elies 21, 3º 1ª
08006 – Barcelona, Spain

Telf.: +34 93 238 46 92
Fax: +34 93 415 07 84

Nombre (*)

Email (*)

Asunto

Mensaje

Agencia Internacional de la Propiedad Industrial e Intelectual

P&T - Agencia Internacional de la Propiedad Industrial e Intelectual > Noticias > Primera demanda colectiva contra Instagram en San Francisco

Primera demanda colectiva contra Instagram en San Francisco

27 de diciembre de 2012 |

Tras anunciar sus nuevas políticas de uso, los usuarios de Instagram hicieron sentir su malestar por toda la red, desde Facebook a Twitter. Un colectivo de usuarios del programa ha presentado una demanda colectiva en el tribunal federal de San Francisco. En la misma se acusa a Instagram del almacén de fotos de incumplimiento de contrato.
Andrew Noyes, portavoz de Facebook, que compró Instagram por 1.000 millones de dólares, ha defendido su postura mediante un correo enviado a Reuters: “Creemos que esta queja carece de relevancia y la combatiremos de forma vigorosa”.
Instagram anunció en un primer momento que el próximo 16 de enero cambiarían los términos de uso de su plataforma. Entre los cambios se encontraba la posibilidad de explotar con interés comercial los contenidos generados por los usuarios. Esto incluía a miembros a partir de 13 años.
La indignación de los usuarios fue tal que el propio creador del programa, Kevin Systrom, tuvo que dirigirse a los suscriptores para hacerles ver que todo se debía a un error de comunicación. Se procedió a retirar la cláusula sobre la difusión de imágenes sin compensación. No así la referente a la posibilidad de incluir anuncios junto al contenido de cada perfil. “No siempre podremos identificar los contenidos patrocinado o las comunicaciones comerciales como tal”, proclama Instagram en sus términos remozados”.
La demanda, presentada por los abogados del despacho Finkelstein & Krinsk, de San Diego, insiste en que los clientes pueden cancelar la cuenta, pero en ese momento pierden los derechos de las fotos que compartieron anteriormente: “Resumiendo, Instagram declara que el poseer algo le otorga la ventaja legal y si no les gusta, no nos pueden detener”.
Con estas nuevas reglas, se nota un menor nivel de actualización de los perfiles y se multiplican las fórmulas para darse de baja y llevarse el archivo consigo.